escriba el contenido aqui escriba el contenido aqui

Formación Humana

compartiendo en el comedor

 El sacerdote es un cristiano que, por encargo de Cristo,  debe guiar a otros cristianos; por eso debe ser muy humano para ser muy divino.

El Seminario es un hogar, un lugar de encuentro con Cristo y la Iglesia


   

El presbítero, llamado a ser imagen  viva, de Jesucristo, Cabeza y  pastor de la Iglesia, debe  procurar reflejar  en si mismo, en la medida de lo posible, aquella perfección humana que brilla en el Hijo de Dios Hecho hombre, y que se transparente  con singular eficacia en sus actitudes hacia los demás. No sólo  para una justa  y necesaria maduración y realización de si mismo, sino también en vista de su ministerio, los futuros presbíteros deben cultivar una serie de equilibrada, sólida y libre personalidad, capaces de llevar el peso  de las responsabilidades pastorales. Hay que apreciar la disciplina de la vida del Seminario,  no sólo como defensa eficaz de la vida común y de la caridad, sino también como elemento necesario de una formación completa  para adquirir el dominio de si mismo, para promover  la sólida madurez de la persona y formar las demás disposiciones del alma que ayuden decididamente a la labor ordenada y fructuosa... 

©copyright 2012 todos los derechos reservados
web.www.seminario.arzobispadodelcusco.org correo: seminariosanantoniocusco@gmail.com Celular: 984 100070

Diseño Web